● La hebilla del cinturón de un padre golpeador

Publicado 18 junio, 2013 por RB
Categorías: Galería

(Prólogo a La sombra del General, de Leonardo Killian)

Roberto Bardini, Leo Killian, Juan Sasturain

El 5 de mayo de 2013 se presentó la novela La sombra del General, de Leonardo Killian, en el Centro Cultural Paco Urondo, de la Facultad de Filosofía y Letras (UBA). Editada por Punto de Encuentro, la narración es un thriller que transcurre en la convulsionada Buenos Aires de la década del 70. De izquierda a derecha, Roberto Bardini, Leonardo Killian y Juan Sasturain.

Roberto Bardini 

Suceden cosas extrañas en aquel Buenos Aires de inicios de los años setenta, siempre a punto de estallar por sus cuatro costados. ¿Quién es, por ejemplo, ese personaje que se desliza anónimamente por la ciudad, viste gabardina, usa sombrero y porta un revólver calibre 38?

No es la reencarnación porteña de Sam Spade en El halcón maltés. Tampoco es un imitador tardío de Humphrey Bogart, fallecido en enero de 1957, fecha en la que el individuo en cuestión probablemente tuviera seis o siete años.

No busquen por ahí. El tipo no encaja dentro del estereotipo del policía de homicidios, ni el detective privado clásico. Ni siquiera cuadra como un extemporáneo –e improbable– gángster tercermundista.

Además, para complicar el asunto un poco más, ¿de dónde proviene su fascinación por Cara al sol, el himno de la Falange Española, compuesto por una “escuadra de poetas” convocados por José Antonio Primo de Rivera en un bar madrileño un año antes del estallido de la Guerra Civil de España?

Pero esto no es todo. ¿Cuál es el hilo conductor que va enhebrando a ciertos personajes de la historia argentina del siglo veinte como Joe Baxter, Alberto Ezcurra Uriburu, José López Rega, Jorge Osinde, Nahuel Moreno, Cacho el Kadri, Rodolfo Galimberti, Raimundo Ongaro, Juan Carlos Coral, Luis Zamora…? Y el inevitable Perón, desde luego.

Como si todo esto no bastara, el lector que tenga menos de cuarenta años tropezará con otra figura, quizás una de las más enigmáticas del siglo veinte: Ramón Mercader del Río, alias Jacques Mornard, alias Frank Jacson, alias… Una verdadera “figurita difícil”, como se decía antes.

Portada libroQuizás la clave de todo el embrollo sea un personaje que no se menciona en las páginas que siguen, pero parece estar presente desde el principio hasta el fin: Zelig, el “hombre camaleón” creado por Woody Allen y llevado al cine en 1983. Sólo “quizás”. El antihéroe de aquella comedia era un individuo tímido e inseguro pero, al mismo tiempo, simpático y bueno. El protagonista de esta narración carece de iguales defectos y virtudes. Es un auténtico “novio de la muerte”, a quien “un gran dolor le muerde como un lobo el corazón”. Así brama una de las estrofas del himno de la Legión Española.

Y probablemente todo comenzó con la hebilla de un cinturón esgrimido por un padre golpeador…

Todavía hay mucho más, pero es mejor dejar aquí y que cada uno se sumerja en esta trama por su propia cuenta y riesgo. Al igual que advertían aquellos carteles en edificios hoy antiguos, “habiendo escaleras el propietario no se responsabiliza por el uso del ascensor”. Después no digan que no les avisé.

* * *

En abril de 1949, Raymond Chandler le escribió una carta a un crítico literario del New York Herald-Tribune, en la que afirmaba: “Algunos escritores están constreñidos a escribir con frases rebuscadas a manera de compensación por la ausencia de algún tipo de emoción animal natural. No sienten nada, son eunucos literarios y, por lo tanto, para probar su individualidad, caen en una terminología oblicua”.

No es el caso de Leonardo Killian, que maneja el estilo seco, casi telegráfico y en ráfagas que requiere la descripción del “simple arte de matar”. Y lo consigue con admirable destreza cinematográfica.

El autor posee tres habilidades. Es profesor de historia y se le nota. Es un excelente cuentista y también se le nota (de paso, les recomiendo su relato “Ilsa Lund”; pueden leerlo en internet). Y, de remate, es campeón nacional de tiro con arco. Con La sombra del General, su primera novela, tensó la cuerda, apuntó y dio en el centro del blanco. Bienvenido sea al género negro. Y que sea por la puerta grande.

Bardini, Killian y Sasturain

● Nicaragua: cuando el amanecer dejó de ser una tentación

Publicado 23 abril, 2008 por RB
Categorías: Galería

 

Roberto Bardini Campamento Rio Cua

Campamento del Río Cua, Jinotega, abril de 1985

Nora Astorga (1949-1988). Estudió Derecho en la Universidad Católica de Washington y en la Universidad Centroamericana de Managua. En 1970 ingresó al Frente Sandinista. En 1984 fue nombrada embajadora Estados Unidos y, dos años más tarde, representante en la ONU

Muchacha del Frente Sandinista
de botas y pantalón de dril
Que linda te ves con tu metralla
con ese pelo suelto
que te creció en abril

Tu novio se quedará plantado fallaste a la cita de amor Tu novio, tu novio verdadero es ese pueblo entero que pide tu fervor

Tu novio se quedará plantado
fallaste a la cita de amor
Tu novio, tu novio verdadero
es ese pueblo entero
que pide tu fervor

Muchacha, muchacha sencilla,
semilla de liberación
Permite que en tu carabina
enrede mis versos de amor

El pueblo que espera la aurora la aurora de la libertad conoce tus luchas heroicas Muchacha, mujer de verdad

El pueblo que espera la aurora
la aurora de la libertad
conoce tus luchas heroicas
Muchacha, mujer de verdad

Roberto Bardini Nicaragua

Raúl Acevedo, de 20 años de edad y 22 meses de servicio militar, conduce prisionero al mercenario estadounidense Eugene Hasenfus. Zona del río San Juan, cerca de la frontera con Costa Rica, octubre de 1986

Raúl Acevedo, de 20 años de edad y 22 meses de servicio militar, conduce prisionero al mercenario estadounidense Eugene Hasenfus. Zona del río San Juan, cerca de la frontera con Costa Rica, octubre de 1986

La foto anterior recuerda a otra. Vietnam, 1965: Nguyen Kim Lai, miliciana vietnamita de 17 años y 36 kilos, conduce prisionero al piloto norteamericano W. H. Robinson

La foto anterior recuerda a otra. Vietnam, 1965: Nguyen Kim Lai, miliciana vietnamita de 17 años y 36 kilos, conduce prisionero al piloto norteamericano W. H. Robinson

eugene-hasenfus-2

Billboard Depicting the Capture of CIA Employee Eugene H. Hasenfus in Nicaragua

Cachorros sandinistas

“Cachorros” de Sandino, combatientes de un Batallón de Lucha Irregular

● Irán-Iraq en los tiempos del cólera

Publicado 21 abril, 2007 por RB
Categorías: Galería

Bagdad, 1981

Bagdad, 1981

Sadam Hussei y Ruhola Jomeini

Sadam Hussein y el ayatola Jomeini

Iran-Iraq 1

Iran-Iraq 2

Iran-Iraq 3

Roberto Bardini-Irak, 1981 (11)

Roberto Bardini-Irak, 1981

En las puertas de la antigua Babilonia

Roberto Bardini-Irak, 1981 (13)

“Llevo pegados a mi nariz esos olores de final de civilización, una mezcla de madera vieja quemada, de carroña, de coito y de mierda que son ahora para mí los olores de la guerra”. Jean Larteguy, La guerra desnuda, Emecé, Buenos Aires, 1979.

soldados 2

● Ex Sáhara español, donde la historia se escribe con el fusil en la espalda

Publicado 20 abril, 2007 por RB
Categorías: Galería

Mapa Sahara Occidental 

Argel, 1980. Con Omar Mansour, embajador del Frente Polisario en Argelia

Argel, 1980. Con Omar Mansour, embajador del Frente Polisario en Argelia

Patrulla Frente Polisario

Patrulla del Frente Polisario

Roberto Bardini-Sahara, 1980 (3)

Fuerte de Buerat, construido por la Legión española antes 1975 y abandonado por el ejército marroquí en 1977

 

Roberto Bardini-Sahara, 1980 (2)

Tanque marroquí destruido en el combate del Valle de Ouakziz

Con Said Musa, responsable político de la patrulla del Frente Polisario

Con Said Musa, responsable político de la patrulla

Tienda saharaui

Tienda saharaui

● Belice, paraíso del Caribe…

Publicado 19 abril, 2007 por RB
Categorías: Galería

…donde se lava, se plancha y se guarda

Benque Viejo del Carmen, frontera con Guatemala, 1977

Benque Viejo del Carmen, frontera con Guatemala, 1977

Límite Belice-Guatemala

Límite Belice-Guatemala

Poblado guatemalteco en la frontera con Belice

Poblado guatemalteco en la frontera con Belice

Roberto Bardini San Ignacio, 1980

Cayo San Pedro, 1980

Roberto Bardini, Cayo San Pedro, 1980

Cayo San Pedro, 1980

Playa de San Pedro

Playa de San Pedro

Soldados de la Fuerza de Defensa de Belice custodian una reunión cumbre de presidentes caribeños en Coco Beach, un balneario de la isla Ambergris, diciembre de 2010

Soldados de la Fuerza de Defensa de Belice custodian una reunión cumbre de presidentes caribeños en Coco Beach, un balneario de la isla Ambergris, diciembre de 2010

● Amigos, vida al aire libre, mesas y botellas

Publicado 18 marzo, 2006 por RB
Categorías: Galería

Roberto Bardini - botellas

Roberto Bardini Cacería1

Expedición en territorio enemigo…

Roberto Bardini Caceria2

Las botellas están bien guardadas -y custodiadas- en la bodega del barco, en prevención de ataques piratas

Roberto Bardini Navidad

Navidad de 2006 en México

Roberto Bardini pelados Año Nuevo

Esperando el 2007. No es publicidad de pelos. Es de mañas

20 de Noviembre de 2008, en la Vuelta de Obligado (San Pedro)

20 de Noviembre de 2008, en la Vuelta de Obligado (San Pedro)

Roberto Bardini, Vuelta de Obligado, 2009

2009 en la Vuelta de Obligado

Roberto Bardini 2009

(¿Qué hace esa botella de Sprite en esta mesa?)

Roberto Bardini 09

¿Quién es el dueño de estas botellas de gaseosa?
¿Podría retirarlas de la vista, por favor?

roberto-bardini-pepe-y-ossorio

Lo lamentamos. Está prohibido el ingreso de bebidas sin alcohol

Roberto Bardini Las Delicias

En la oficina de Pepe Muñoz Azpiri en La Recoleta

Roberto Bardini, Daniel, Marcelo

Atrás, en el escenario, alguien habla sobre las virtudes del agua

Con Pepe Muñoz Azpiri y don Víctor Flores Olea

Con Pepe Muñoz Azpiri y don Víctor Flores Olea

 


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.